DOMINGO 7 DE MAYO - EVANGELIO


Te invito a que realices una lectura tranquila y reflexiva del Evangelio de este Domingo 7 de Mayo de 2017.


Lectura del Santo Evangelio según San Juan (10,1-10): En aquel tiempo, dijo Jesús: «En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ese es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A este le abre el guarda y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por el nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas camina delante de ellas, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz; a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños». Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús: «En verdad, en verdad os digo: yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos; pero las ovejas no los escucharon. Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos. El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estragos; yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante». Palabra del Señor

Señor Dios nuestro, Pastor eterno de tu pueblo: ¡Qué bueno poder oír la voz de tu Hijo, Jesucristo nuestro Buen Pastor, y recibirle como alimento de vida! Que él nos conduzca a un valle de paz donde nosotros también aprendamos de él a llamarnos unos a otros por nuestro nombre, a tener tiempo y espacio para todos y a dar no solamente regalos, sino a darnos a nosotros mismos, para que otros vivan y sean libres. Que esto sea una prenda y promesa de la alegría de tu eterno hogar. Te lo pedimos en el nombre de Jesucristo, el Señor.

ULTIMAS NOTICIAS
ARCHIVO